La lucha contra la corrupción

Por:

Angel Monero Cordero.


La lucha contra la corrupción es uno de los grandes aciertos del gobierno de mi admirado amigo Lic. Luis Abinader, todos los que pujamos por un mejor país expresamos nuestro repudio a la corrupción en general.

El último expediente intitulado operación anti pulpo, por lo visto en TV no satisface los espíritus que analizan bajo la sombrilla de la objetividad. La Justicia Penal sobre manera será exitosa si se apoya en una investigación bien hecha; los discursos exhibidos por TV de los Ministerios Públicos no se acercan a la carpeta científica cuya características esenciales son la objetividad, (se basa en hechos concretos, no en opiniones o creencias), Rigurosidad (someterse al método científico, paso a paso); Progresividad (respetando lo ya establecido por la ciencia); Racionalidad (basarse en la lógica y no en creencias) y verificación o contrastación (las afirmaciones e hipótesis deben ser probadas).
Sin entrar en juicio de valor sobre contenido de la operación total; el teatro 🎭 presentado al país, no es lo que se merece una República democrática como ejercicio de justicia penal.
Si operar el cerebro 🧠 requiere un buen neurocirujano, conducir procesos judiciales de esa categoría requiere sujetos taimados, ecuánimes, cientistas del derecho, que no tiren por la borda todo lo que se enseña en las escuelas, incluyendo la del Ministerio Público y la Escuela Nacional de la Judicatura.
Nuestro país requiere más profesionalidad y menos pasiones, si esa audiencia sobre MC no gana Guinness por ser la de mayor duración, ganaría el rechazo de todos los que hemos dedicado la vida a estudiar derecho procesal penal, con mucha tristeza reedito el dato de que Italia en 1930 promulgó su código procesal penal adversarial y RD lo puso en ejecución en el 2004, y 16 años después se confirma que en aquella audiencia no se observó con rigor y respeto lo que la República aprobó como norma que guía la acción de los actores de aquel espectáculo televisado.
Para querer un mejor país todos los dominicanos debemos transitar hacia la calidad de los actos que ejecutamos en nombre de la República y por autoridad de la Constitución, sin esa conciencia dañamos la oportunidad de corregir lo que está mal y dañamos lo que está bien.
No miremos la emoción, miremos los cimientos de la institucionalidad que es lo que evita que hoy sea procesado Sutano y nunca a Fulano.

El autor es profesor de Derecho Procesal Penal.
Share on Google Plus

About EL SUR INFORMA

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios:

Publicar un comentario