VER VIDEO: VIERNES 13 PARA LOS QUE PRACTICAN LA BRUJERÍA Y LA HECHICERÍA

Por qué a los cristianos no les preocupa el viernes 13

Por: EMANUEL ELIZONDO


Quizá lo notaste al subirte a un elevador en un edificio alto. El botón número 13 está ausente. En muchos hoteles alrededor del mundo es imposible conseguir la habitación número 13, o cualquier habitación en el piso 13, ya que “no existen”. Han reemplazado el número con otro.

Es difícil saber con precisión cuándo fue exactamente que, en nuestra cultura popular, el número 13 se convirtió en el de la mala suerte. Buscando información en la Internet encontré varias opiniones recurrentes, como por ejemplo que la aversión a este número surgió ya que Jesucristo fue crucificado en viernes, y que Judas era el invitado 13 en la última cena. Otras teorías están más descabelladas y probablemente merecen quedarse en las páginas de alguna buena novela de ficción, como aquella que dice que los caballeros templarios fueron asesinados un viernes 13, y desde entonces ese día está maldito.

De alguna manera, dos supersticiones diferentes, el miedo al número 13 y el viernes como día de mala suerte, se mezclaron en algún punto del siglo XX y trajeron esa superstición a la cultura popular a través de los medios masivos de comunicación.

Un problema fundamental

Los seres humanos somos supersticiosos por naturaleza. Para algunos, toda superstición debe reservarse para aquellos con un pensamiento anticuado, pero para muchos otros es algo muy real. Casi todos hemos escuchado a alguien afirmar que aquello malo sucedió porque alguien “le hizo el ojo”, o porque caminó debajo de una escalera, vio un gato negro, o estrelló un espejo. Nos reímos, pero nunca falta alguien que dentro de sí piense que probablemente haya algo de verdad detrás de la superstición.

A Dios le pertenecen todos los días, meses, y años, sin importar sea un viernes 13 o un octubre 31. Todo es de Dios.

Como cristiano, debo entender que uno de los problemas fundamentales con asignar un poder maligno especial al viernes 13 es lo que implica pensar eso. En otras palabras, estoy diciendo que hay un poder que controla ese día que no sea Dios. Esto es contrario a lo que dicen las Escrituras. Todo lo creado pertenece a Dios, “porque Mío es todo animal del bosque, y el ganado sobre mil colinas” (Sal. 50:10). A Dios le pertenecen todos los días, meses, y años, sin importar sea un viernes 13 o un octubre 31. Todo es de Dios. No hay día en el que Él renuncie a su soberanía sobre él.


SABER MAS Y OBTENER AHORA!!

https://f70a02ubme6z4y87gjxevfukai.hop.clickbank.net/

ProVen!! Es uno de los mejores suplementos naturales 

del múndo para Adelgazar.

 


Share on Google Plus

About EL SUR INFORMA

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios:

Publicar un comentario