El pedido de extensión de la emergencia deviene en una confrontación política

La extensión fue aprobada ayer el Senado de La República.
Su decisión puede tener un impacto crítico de cara a las elecciones
La Cámara de Diputados será hoy escenario de lo que se perfila como un encendido choque político entre el gobierno y la oposición cuando los congresistas conozcan la solicitud de cuarta extensión del período de emergencia solicitada por el Poder Ejecutivo en el marco de la pandemia del coronavirus.
Los partidos de oposición se ven en la delicada disyuntiva de asimilar el discurso oficial de que la extensión de la emergencia busca continuar con las medidas para evitar la propagación del coronavirus y aprobar la extensión, o negar el pedido, enfatizando el argumento de que en la práctica el país ha normalizado sus actividades y que las autoridades han utilizado los dos meses y medio de medidas de excepción para sacar ventajas políticas y apuntalar al candidato oficialista, Gonzalo Castillo.
Y es que la decisión que se adopte hoy en la Cámara Baja puede tener un impacto político crítico de cara a las elecciones presidenciales y congresuales del 5 de julio, ya que lo cierto es que a poco más de un mes para las elecciones, el coronavirus se ha convertido en un arma política que ha agudizado la tendencia de confrontación política.
Ya la oposición ha adelantado que no aprobará la solicitud de extensión de la emergencia por otros 25 días a partir del martes 2 de junio, como ya lo hizo el Senado, mientras el sector oficial repite una y otra vez, por todos los medios, que existe el peligro de que tras un desescalamiento forzado se disparen los casos de COVID-19, y se cree que podrían responsabilizar a los partidos opositores de las consecuencias fatales que se puedan desencadenar de la negativa.
En su solicitud, el presidente Danilo Medina expresó que es necesario mantener el estado de emergencia y seguir aplicando medidas de distanciamiento social. Detalló que la experiencia en otras naciones muestra que si bien la desescalada es necesaria para reactivar la economía, representa un riesgo de contagio, si no se hace de manera gradual.
Al respecto, el doctor Roberto Fulcar, coordinador general de la campaña del líder opositor Luis Abinader, ha señalado que si por el presidente Danilo Medina y la campaña de Gonzalo Castillo fuera, el período de emergencia se hiciera eterno y en el país nunca se celebrarían elecciones. De acuerdo con Fulcar, “el gobierno ha usado la pandemia y los boletines del Ministerio de Salud para sacar beneficio político”.
Hasta el momento, la pandemia no ha hecho más que ahondar en la brecha entre el gobierno y la oposición, teniendo como fondo las elecciones del 5 de julio y una guerra de encuestas que arrojan resultados distintos para uno y otro lado.
Asimismo, el vocero de los diputados del PRM, Alfredo Pacheco calificó las medidas adoptadas por el Gobierno como ineficientes y maliciosas y advirtieron que no se puede otorgar una nueva prórroga al estado de emergencia.
Sostuvo que las facultades excepcionales no fueron aprovechadas en sus inicios por el Gobierno de la forma más oportuna posible para decidir y ejecutar el conjunto de políticas públicas necesarias para romper la cadena de contagio. Pacheco refirió que los estados excepcionales no son eternos, sino que tienen un tiempo límite de duración.
Pacheco afirmó que “el Gobierno perfectamente puede tomar las medidas requeridas en esta etapa para garantizar que no ocurra un rebrote.” La ley 42-01 de Salud Pública, por ejemplo, autoriza al Gobierno a tomar medidas de control para fines sanitarios que pueden ser hasta la de establecer horarios y condiciones de apertura de negocios, entre otras”, dijo.
Fuerza del Pueblo y PRSC
También el vocero de los diputados de la Fuerza del Pueblo, Henry Merán dijo que la solicitud es incoherente y contradictoria, respecto a la apertura casi total de la economía.
“El Gobierno al aplicar el plan de reapertura ha provocado en la práctica que la ciudadanía retorne a sus labores habituales en más de un 70 %, incluyendo los principales sectores productivos, por lo que el mantener vigente el estado de excepción pierde toda razón y sentido sanitario, pues solo conllevaría a restringir derechos fundamentales”, precisó.
En igual sentido se expresó Federico Antún Batlle, presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), quien dijo ayer que no hay razón alguna para extender el período de emergencia, ya que el gobierno usa el coronavirus como un arma política.
“Entendemos que es necesario, en todo caso, que el gobierno tendría que decir en qué beneficia y con qué objetivo, ya que no hay cuarentena, los ciudadanos andan en las calles y no hemos visto acciones de parte de las autoridades que ameriten mantener el estado de emergencia”, consideró.
Empresarios y sindicalistas
En este pulseo político, a la posición del gobierno se han sumado el sector empresarial y el sindical, que coinciden en que el estado de emergencia debe extenderse, debido a que las condiciones que dieron origen a solicitarla aún persisten.
Los sindicalistas, a través de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS) advirtieron que si se quiere proteger la salud de la población en medio del dinamismo económico que se ha buscado, entonces se deben mantener las medidas.
Mientras, el Conep explicó que es de esperarse que con el reinicio de las actividades se presenten nuevos focos de contagio del virus, los cuales, en función de su severidad, pudiesen requerir retomar total o parcialmente medidas de aislamiento por zonas, o a nivel nacional.
“En este sentido, manifestamos que el Artículo 10 de la Ley número 21-18 sobre regulación de los Estados de Excepción, es el fundamento para adoptar oportunamente todas las medidas necesarias para combatir enfermedades infecciosas como el coronavirus (COVID-19)”, dijo el Conep. Planteó que al igual que en el resto del mundo, el principal reto que enfrenta el país en esta etapa es garantizar un equilibrio entre aplanar la curva, mitigar el efecto económico y garantizar las libertades sociales.
OMS ha pedido no politizar la COVID-19
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que no se puede politizar la lucha contra el coronavirus, señalando que “el objetivo de los partidos políticos debe ser salvar a la gente”. Pero a pesar de la dura advertencia de la OMS, en algunos países, como es el caso de República Dominicana, se libran dos batallas: la lucha contra el virus y la de los políticos. La OMS ha dicho que las fracturas entre gobierno, oposición y opinión pública podrían lastrar la gestión de la pandemia y la posterior recuperación. “No politicen el virus, porque lo único que hace es sacar las diferencias internas. Si quieren explotar esas diferencias y tener más muertos, adelante. Pero si no quieren, evítenlo. No utilicen el COVID para ganar rédito político. Tienen ustedes otras formas de demostrarlo. Es jugar con fuego”, ha señalado.
Share on Google Plus

About EL SUR INFORMA

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios:

Publicar un comentario