martes, 9 de agosto de 2016

PALABRA DE FE; QUE EL AFÁN NO TE AHOGUE.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Filipenses 4:6

Una de las cosas que crea mas dificultad en la vida de los seres humanos se llama el afán, el querer obtener cosas materiales, riquezas, poder y fama, pero podemos ver en este pasaje como el señor a través del apóstol Pablo nos comunica que nada nos afane, ya que este puede desencadenar en ansiedad, depresión, estrés y una serie de situaciones que vendrían en detrimento de nuestra salud, EL conoce nuestras necesidades, situaciones, carencias y cualquier detalle por sencillo que parezca el señor lo tiene bajo control, solo creamos que en El y con EL todo es posible y no le demos paso al afán porque alguna puerta se abrirá a nuestro favor.

By. Jorge Wilian Diaz Perez, pastor y psicólogo clínico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario