LAS “VOCES DESATADAS” DE SAN JUAN DE LA MAGUANA

La queja de que los propios escritores de la región Sur no nos conocemos, es decir, no nos leemos, ha sido persistente. El caso es mucho más lamentable si se trata de jóvenes: ni nos leemos ni nos reconocemos. Es necesario, pues, que cese la apatía por lo que somos y por nuestros mejores valores. 

Esta reflexión surge a partir de mi interés en conocer la literatura producida en la región (ya que mis raíces paterna y materna, están ancladas en el corazón del sur, específicamente en San Juan de la Maguana). 

Pero antes de continuar, debo reconocer los aportes del Ministerio de Cultura a través de las ferias regionales, con la publicación de importantes obras producidas por escritores sureños, mediante la creación del sello editorial Rumbo Sur. 

Ese es el caso de la antología “Voces desatadas, antología del cuento sanjuanero” (Ediciones Rumbo Sur 2014): unas 185 páginas de puro cuento, organizados cronológicamente por fecha de nacimiento de los autores (un total de 17), en el orden siguiente: Ulises Heureaux Ogando (1876-1938); Emigdio Osvaldo Garrido Puello (1893-1983); Sobieski De León (1948); José Namnún Guerrero (1948); César Namnún Guerrero (1951); José Enrique Méndez (1952); Carl Valenzuela (1952); Roberto Rosado (1952); Casandro Forntuna (1954); Fania Herrera (1952); Sigfrido Cordero Mateo (1958); Carlos Cordero Mateo (1960) José Miguel Paniagua (1962); Nicolás Mateo (1964). María Melo (1965); Nicolás Michelen Namnún (1966); y Gina Medina Farías (1969). 

Los créditos de la escogencia de estos autores y sus textos, recae sobre dos intelectuales de larga data y gran activismo cultural (incluidos en la antología). Se trata de José Enrique Méndez (Ike) y el Dr. Sobieski de León, intelectuales de una impresionante trayectoria enfocada en la promoción y difusión de los mejores valores culturales de la tierra que los vio nacer. Para ello han creado revistas, periódicos, páginas virtuales, programas radiales, ferias de libro, reportajes, programas y proyectos dedicados a destacar la principalía de San Juan de la Maguana en todos los aspectos de su desarrollo sociocultural. 

La antología inicia con tres textos de Ulises Heureaux Ogando. Dos de estos, están escenificados en un ambiente parisino, pues recordemos que su autor, hijo de presidente Lilís, fue educado en parís. El tercer texto, aunque basado en la misma temática de los anteriores, el amor idílico, es sin embargo, de corte criollo, evocando las guerras patrias de nuestra primera y segunda república. La obra de este insigne autor sanjuanero se caracteriza por el romanticismo, el amor a la patria y sus personajes históricos, constituyendo su atinada inclusión en este libro un verdadero rescate. 

A este autor le sucede Garrido Puello, con dos textos en los que aborda lo cotidiano en la ruralidad sureña. La de Garrido Puello también constituye un rescate, ya que su obra narrativa permanece en el anonimato. 

El doctor Sobieski de León nos sumerge en la nostalgia del barrio y la muchachada que arrastra sus sueños desde la dura época de la tiranía hasta los años de Balaguer. “Lolo el músico”, es un monumento a la nostalgia, una especie de recopilación de las cenizas dejadas por los sueños rotos de una generación también retratada con carácter nacional por el narrador dominicano Pedro Vergés en su novela “Solo cenizas Hallarás (boleto)” en 1980. 

Los Namnún, constituyen una familia de artistas e intelectuales que en esta obra ponen la nota del humor y el sarcasmo basado en la exageración lingüística de su narratología, como nos demuestra José en su cuento “Los amarrakanos”. Luego, César, nos embriaga de lirismo, suspenso e intensidades emocionantes en su cuento “Linda”, quizás –y sin quizás- la pieza más poderosa que recoge esta valiosa antología. Donde lo mágico-religioso bulle en su narrativa colorida y vivaz. Esa fuerza de la religiosidad sureña también se pone de manifiesto en cuentos como “Historia de un dios montarás” de José Henrique Méndez. 

Vale destacar el monologo interior de Casandro Fortuna, a pesar de la brevedad de sus textos, el tratamiento demuestra un dominio pleno de la psicología y las técnicas narrativas, especialmente en su cuento “Un día memorable”. 

Fania Herrera nos permite adentrarnos más afondo en el dominio de sus destrezas narrativas. El cuento “1958, viendo llorar a Elena”, evoca importantes aspectos de la Era, pero sobre todo, el carácter mágico-religioso que encarna la cotidianidad de los sanjuaneros. 

“La ventana”, cuento de María Melo, es un relato de gran intensidad donde su autora pone de manifiesto la incomprensión de los fenómenos psico-sociales de sociedades como las nuestras. 

En sentido general, la antología resalta la calidad narrativa del conjunto de textos seleccionados, constituyendo una representación de los alcances estéticos y culturales de los intelectuales sanjuaneros. 
José Enrique Mendez (Ike) y el doctor Sobieski de León, se han caracterizado por cultivar el cuento, la poesía, el ensayo y la investigación. Estos quijotes han sido los responsables de producir la primera antología de poetas sanjuaneros (Editora Búho, 2012) y ahora de esta importante aporte a la narrativa de la región sur, entre otros proyectos. 

Leer este libro es desatar el misterio, la nostalgia, la magia y el encanto por nuestro devenir histórico; en cada página se desatan las voces de los personajes icónicos de la cultura sanjuanera, entre ellos Liborio. El sur también existe, es hora ya de reconocernos a través de la lectura, como quien se contempla ante un espejo.

Por: Ramón Mesa
Share on Google Plus

About EL SUR INFORMA

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios:

Publicar un comentario