Crece el sentimiento contra China por virus

Personas que usan máscaras rezan cerca de los carteles sobre el coronavirus en el templo budista en Seúl.

Seúl; Un temible y nuevo virus de China se ha expandido por todo el mundo. También lo han hecho el sentimiento antichino, las peticiones de que se prohíba la entrada en varios países a ciudadanos chinos y ejemplos de trato indigno a chinos y otros asiáticos.

En Corea del Sur, Japón, Hong Kong y Vietnam hubo clientes chinos a los que se les negó en servicio en restaurantes. En Indonesia hubo una manifestación cerca de un hotel pidiendo la marcha de los huéspedes chinos.

Titulares racistas

Periódicos en Francia y Australia recibieron críticas por titulares racistas. En Europa, Estados Unidos, Asia y Oceanía se han registrado quejas por racismo contra chinos.

Aparte de China, dos docenas de países han reportado casos del nuevo coronavirus, que ha matado a más de 300 personas e infectado a miles en China. Muchos países enviaron aviones a la ciudad china de Wuhan para evacuar a sus ciudadanos.

Los sentimientos contra China coinciden con un momento en el que Pekín afianza su influencia global. El auge del gigante asiático ha causado disputas comerciales, políticas y diplomáticas con muchos países.

Pero la aparición de la misteriosa enfermedad ha venido acompañada de una reacción contra los chinos, y en algunos casos, contra todos los asiáticos.

Ayer, en Filipinas, el alcalde y expolicía Abner Afuang dijo haber quemado una bandera china el viernes ante el Club Nacional de Prensa en Manila para protestar por los problemas causados por China en Filipinas y otros países del sureste asiático, como el virus y las reclamaciones de Beijing sobre islas en disputa en el Mar de la China Meridional.

Muchos japoneses han pedido en medios sociales que se prohíba la entrada a viajeros chinos, temiendo que acudan a Japón para buscar tratamiento relacionado con el virus. “Por favor, veten de inmediato a los turistas chinos”, decía un usuario, mientras otro indicó “Me preocupa mucho que mi hijo pueda contagiarse del virus”.

Internautas franceses participaron en una conversación en Twitter con el lema #JeNeSuisPasUnVirus (Yo no soy un virus) que ha incluido numerosos testimonios de discriminación, desde niños insultados en el patio de la escuela a pasajeros del metro que se apartan de personas con aspecto asiático.

La internet surcoreana se ha visto inundada con comentarios que piden al gobierno que se expulse o vete la entrada a ciudadanos chinos, así como comentarios racistas sobre las costumbres culinarias y la higiene en China.
Publicar En Google Plus

Sobre EL SUR INFORMA

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario