CRECIENDO JUNTOS TV 10:00 A 11:00AM

CRECIENDO JUNTOS TV 10:00 A 11:00AM
Por TV10 San Juan

Dejemos ahí el oro, que no molesta.

En EDITORIAL febrero 2, 2018 por Cristian Hidalgo
Hace una década pernoctaba en este país un personaje a quien bautizaron con los motes de “El muelú” y “El Bigamo”. Apuesto, caballero, detallista y una serie de condiciones a las que no se resiste una dama, se dirigía a cualquier provincia del país, seleccionaba una mujer y en poco tiempo hasta se casaba con ella (lo hizo mas de una decena de veces). Era tan poderosa su arma seductora, que muchas mujeres al tenerlo frente a ellas salían despavoridas convencidas de que no debían dejarle hablar si no querían caer rendidas en sus brazos.
Semejante sensación se siente al escuchar a los ejecutivos de la empresa minera Gold Quest Mining, Corp. exponer el proyecto minero que pretenden explotar en la comunidad Romero, Sabaneta de San Juan de la Maguana. Si todo fuese tan hermoso como lo explican en su multimedia, la ecología lejos de ser negativamente impactada, tendría que agradecerles de por vida haberle convertido en un paraiso. Sin embargo, hay una frase muy arraigada en el argot popular que dice: “…demasiado bello para ser real”. Según Warren Buffett, uno de los mayores inversores del mundo:  “cuando no entiendas un negocio, en él no inviertas”.
Del proyecto minero de San Juan debo decir que soy un ignorante, aunque el pasado miércoles un ejecutivo de la minera lo explicó en el CODIA con “claridad meridiana”, no he logrado entenderlo, es algo que supera mi capacidad intelectual que apenas llega a un bachillerato en ingeniería civil. Partiendo de eso, debo confesar que mi ignorancia no me permite colegir si el proyecto es mas beneficioso que dañino para la ecología; lo positivo que supuestamente generaría, ya lo dicen ellos; pero como no tengo la convicción de cuán catastrófico pudiere resultar, las reservas inundan mi razón y me declaro un opositor a la explotación.
Por qué me opongo a la explotación de esa mina en este momento?
1.- Porque las razones que tuvo el Ministerio de Energía y Minas para negar la autorización a la misma empresa minera para explorar en la comunidad de Blanco, Bonao, en la que presentaron sus objeciones tanto el Ministerio de Turismo como el INDRHI, son similares a las que se presentan en San Juan, provincia ecoturística y la que mas presas posee en toda América Latina.
2.- Porque el Estado Dominicano, no está preparado ni tecnológicamente ni con recursos humanos para fiscalizar los trabajos a desarrollarse en un proyecto que sería en nuestro país el primero en su tipo, por lo que carece de las herramientas para controlar que el mismo sea ejecutado conforme se lo han presentado los interesados.
3.- Porque si es cierto que ellos dicen que la explotación no contaminará el ecosistema, y que para comprobarlo puede ser designada una comisión veedora en representación de la comunidad, parte de cuyos costos cubrirían ellos, no menos cierto es que la comunidad no posee los medios tecnológicos ni humanos, mucho menos invertiría recursos económicos sólo para defenderse de ataques innecesarios.
4.- Que US$11.2 millones de dólares (537 millones de pesos) que declaran recibiría la provincia San Juan durante los 7 años de vida útil del proyecto, no es mas del 50% de lo que recibirá en ese mismo período la actual alcaldía del municipio cabecera de asignación por parte del gobierno central; si la presente gestión habiendo administrado mas de mil millones de pesos no es mucho lo que puede presumir, esa inyección adicional no sería la diferencia.
5.- Porque a sabiendas de la resistencia para obtener la licencia social (que no es mas que la aceptación del proyecto por la comunidad), insisten en la obtención de todas las oficiales, poco les importa la reacción del pueblo si logran la licencia gubernamental, ya que es la que les garantiza que si el pueblo se opone (como efectivamente nos oponemos), procederían a demandar al Estado Dominicano (que somos todos) por ante las cortes internacionales para que se les pague no sólo lo invertido en exploración, sino también lo que se debieron ganar y no se lo permitieron.
De manera que nuestra lucha en contra de la explotación minera debe ser llevada hasta el Ministerio de Medio Ambiente para que la licencia sea rechazada y ellos no tengan otra alternativa que recoger sus herramientas de exploración y retirarse de nuestra provincia. Sería una irresponsabilidad del ministro de Medio Ambiente otorgarles a los mineros no una licencia de explotación, sino un certificado de litigación y traje blindado para que lo utilicen en contra de este país en escenarios internacionales, con el correspondiente chantaje de que aquí no existe garantía jurídica para la inversión extranjera.
Dentro de algunas décadas alguien inventará un sistema para la extracción del oro que vaya en total maridaje con el medio ambiente, que muy lejos de dañar la ecología le convenga; pero sobre todas las cosas que nosotros tengamos la firme convicción de ello; cuando eso suceda, estoy seguro que los que hoy nos oponemos, mañana le daremos el visto bueno. Mientras llegue esa tecnología y nos eduquemos para conocerla, dejemos tranquilo ese oro debajo nuestro que para nada nos molesta. NO a la explotación y SÍ a la vida.
Publicar En Google Plus

Sobre EL SUR INFORMA