CRECIENDO JUNTOS TV 10:00 A 11:00AM

CRECIENDO JUNTOS TV 10:00 A 11:00AM
Por TV10 San Juan

ARTICULO: IDENTIDAD PROVINCIAL

Por: Ramón V. Taveras Morillo (Coronel ERD., DEM)

Es imprescindible, hacer un alto en nuestras vidas, para pensar o repensar, qué significado tiene en realidad haber nacido en la tierra de hombres y mujeres valientes, que dada la actual ola de violencia, hacia el ser más maravilloso de la tierra, es de justicia mencionar, a la hermana de Bohechío, quien tras la muerte de este, asumió el liderazgo del cacicazgo de Jaragua, hablamos de la heroica, india Anacaona.

En temas de identidad nacional, un importante pensador militar dice: “Siempre hemos dicho, que la identidad es más fuerte que la nacionalidad, que la nacionalidad es un aspecto formal que nos une como nación, mientras que la identidad es un valor real que nos une a nosotros como dominicanos”. (Pared, 2006, pag.340, Seguridad, Defensa e identidad Nacional).

Si entendemos que , identidad nacional está basada en el concepto de nación, es decir, el sentimiento de pertenencia a una colectividad histórico-cultural, podemos decir, que la presente reflexión, lo que busca es, establecer una óptica mas simplista o menos compleja de este concepto, los eruditos del tema Defensa y Seguridad Nacional, me perdonan el atrevimiento, en lo adelante le llamaremos (identidad provincial) y llamar la atención de que, en lo individual (provincia) radica el cambio de lo general (nación).

Me pregunto ahora, si verdaderamente será posible, que en ese contexto simplista, podamos identificar aquellas características, que nos diferencian de las demás provincias o regiones del resto del país.

Una vez, estas características identificadas, las cuales, nos dan un sentimiento de pertenencia y hasta nos llevan a defender cosas, que a veces ni comprendemos, esto último, me lleva a la siguiente pregunta- Estas características, serán suficientes para entender, que debemos ser solidarios, comprensivos y porqué no, hasta indulgentes entre nosotros?, dejo esto a la consideración de ustedes amigos.

Hablando con franqueza, es justo decir, que en una comunidad o sociedad, con identidad provincial definida, la clase más pudiente y capacitada, son las que dirigen y coordinan el desarrollo económico y social deseado.

Contraponiéndonos, obviamente, a la frase del poeta y diplomático estadounidense James R. Lowell, cito: “Bienaventurados los que no tienen nada que decir, y que resisten la tentación de decirlo”, cierro cita., llevando esta reflexión, al área en que me desenvuelvo, el plano militar y a la vez relacionarlo con otro elemento del poder nacional, que por mandato constitucional y razones conocidas perfectamente por ustedes, me reservo mencionar, es deprimente, hasta indignante, como algunas personas, que se llaman a sí mismos compueblanos y predican una identidad provincial firme, una vez ocupan posiciones de relevancia en el aparato estatal, lo primero que hacen es, dar la espalda a los que alguna vez consideraban parte de su misma identidad provincial; les juro que he llegado a pensar que, es un tipo de ritual o condición sine qua non, para ser beneficiado con este tipo de designación.

Una vez, sumergidos en lo militar, es de justicia reconocer, que en la actualidad, nuestro pueblo cuenta con una inusitada cantidad de oficiales y alistados, muy bien preparados, en lo militar y profesional, ahora bien, será esto suficiente para ellos poder entender, que en este mundo permeado por la globalización, estas cualidades no bastan para vivir en sociedad, que necesitamos y estamos obligados a compenetrarnos más, si queremos un mejor mañana, para nuestros hijos y los tantos y tantos jóvenes talentosos que vienen subiendo; que comparten nuestra identidad provincial.

Ser militar, no es tarea fácil en cualquier parte del mundo, desde mi óptica, es adquirir mucha disciplina, lealtad, valor, integridad y sobretodo sensibilidad social, sentirse identificado y comprometido con su pueblo, luchar por ellos y defender bajo cualquier adversidad, su soberanía e independencia.

Si analizamos un poco esto, nos damos cuenta, que defendemos cosas subjetivas, que si bien la podemos percibir, no la podemos palpar o tocar, en pocas palabras amigos, son pensamientos o sentimientos; lo que si podemos considerar palpable es, la solidaridad entre las personas, extenderle la mano al necesitado y más aún, si compartimos ese sentimiento sincero de identidad provincial.

Aquí, una frese celebre, sin temor a equivocarme, del más grande militar, que marco el inicio del siglo XIX, “Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado, amigos, no pensemos que un cargo nos da grandeza y superioridad, cuando más alto estamos, es cuando más vulnerables nos encontramos, debemos siempre evitar, despegar los pies de la tierra.

Cuantas veces, oímos decir, !San Juan es un pueblo alegre, lleno de gente buena!, solo Dios sabe que están en la verdad, pero entre otras cosas, me sigo preguntando, esta la mayoría de personas que comparten la identidad provincial de San Juan, consciente de esto?, otra reflexión o consideración para mis amigos.

Esta reflexión, lo que persigue es, llamar la atención de todos y cada uno de mis compueblanos, que nos sentimos comprometidos con el futuro de nuestro pueblo, los que tenemos ese sentimiento de pertenencia, arraigado a nuestros ser, de que, no desmayemos hasta impregnar en la conciencia de todos, “la identidad provincial”; que sepamos que no importa la condición social en que nos encontremos, tenemos que buscarnos, compenetrarnos y solidarizarnos más.

Para poder alcanzar, el éxtasis de la felicidad, la cual indiscutiblemente se logra, con crecimiento económico, desarrollo económico, ojo no es lo mismo, desarrollo social, que solo obtenemos, con una distribución equitativa del producto interno bruto (PIB), es acompañándolo con un aumento de ese sentimiento de identidad; absolutamente nadie, logra superarse solo, si logramos que todos nos identifiquemos con la misma causa, que comprendamos nuestra identidad provincial, les aseguro que, seremos mejores personas, mejor pueblo, evidentemente mejor nación y podremos llegar alcanzar, el bien común deseado.

Para concluir, esperando amigos, que esta no sea la última vez que les escriba, claro con sus comentarios sabré que hacer; sin ánimo de exacerbar pasiones, sino, de elevar un mensaje positivo y de alerta a la vez, me quiero despedir con esta frase, que llevo siempre conmigo, y espero les sirva a ustedes tanto como a mí, cito: “La irremediable lucha por la identidad, me mantiene cuerdo en este mundo de locos” (Marcos Ponce de León).cierro cita.,

Muchas Gracias!!


Semblanza del autor

El Coronel Ramón Taveras Morillo ERD., DEM., nació en la provincia de San Juan de la Maguana el 30 de Diciembre de 1975; concluyo sus estudios de bachillerato y en 1994 ingreso a la Academia Militar Batalla de las Carreras, graduándose en 1997, orgullosamente lleva en la institución del ejercito de República Dominicana 24 años de servicio ininterrumpidos.

 Realizo el curso Avanzado de Infantería en 2006, egresado de la universidad tecnológica de Santiago “UTESA”, como licenciado en derecho en 2009, curso de Estado Mayor Conjunto en 2014.

 Ha ocupado diversas funciones, desempeñándome actualmente como Sub-director de Asuntos Internacionales de las FF.AA., y a la vez Representante de las FF.AA, de Rep. Dom. ante la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas “CFAC”.
Publicar En Google Plus

Sobre EL SUR INFORMA